Reseña de Todas las hadas del reino

¡Muy buenos días, aventureros! ¿Qué tal lleváis el domingo? Yo por acá he tenido que levantarme pronto para ir a hacer recados, pero antes quería dejaros la reseña del último libro que he leído. ¡Empecemos!

Datos técnicos:
Título original: Todas las hadas del reino
Título: Todas las hadas del reino
Autora: Laura Gallego
Número de páginas: 480
Sinopsis:
Un nuevo cuento de hadas protagonizado por un personaje tradicionalmente secundario; el hada madrina.
Una novela ambientada en un mundo de fantasía, que evoca a los cuentos clásicos de siempre, pero al mismo tiempo plantea un ahistoria diferente repleta de magia, aventuras e intrigas.
Camelia es un hada que lleva trescientos años ayudando con gran eficacia a jóvenes doncellas y aspirantes a héroe para que alcancen sus propios finales felices. Su magia y su ingenio nunca le han fallado, pero todo empieza a complicarse cuando le encomiendan a Simón, un mozo de cuadra que necesita su ayuda desesperadamente. Camelia ha solucionado casos más difíciles; pero, por algún motivo, con Simón las cosas comienzan a torcerse de forma inexplicable...

Opinión personal:

La historia nos habla de Camelia, un hada madrina. Todo marcha bien, Camelia atiende a sus ahijados de forma impecable e intenta hacer realidad todos sus deseos. Pero todo empieza a torcerse cuando le encomiendan a Simón, un plebeyo que tiene un deseo un tanto... complicado.

La historia se encuentra narrada por un narrador medio omnisciente. Me explico, a veces los personajes no saben realmente cómo se sienten y, aunque a veces el narrador sabe cosas demás sobre los personajes y sus sentimientos, no siempre es así, lo que está genial porque vamos descubriendo cómo se sienten ellos poco a poco, al igual que los mismos personajes. Además, los capítulos son bastante cortos, hay capítulos hasta de una única página, y la novela es entretenida y tiene algún toque de los que no te esperas, lo que hace que se devore bastante rápido. 

Una de las cosas que más me ha gustado de la obra es que le da realismo, ya que no solo se centrar en Camelia y Simón, pues esta tiene más criados y nos va relatando poco a poco qué sucede con ellos y va haciéndoles referencias a todos continuamente con el paso del tiempo. Otra cosa con la que también he disfrutado bastante ha sido que hace constantemente alusiones a cuentos populares, lo que resultaba de lo más divertido cuando te enterabas que tal cuento tuvo lugar porque x hada hizo esa cosa sin querer.

Otra cosa que me pareció buena de la obra es que tiene un buena trama desarrollada. Quiero decir, la historia no solo habla de cómo Camelia actúa como hada madrina con Simón y el resto de sus ahijados, sino que la historia va más allá, nos habla de Camelia, de su vida, de sus amigos, de todo lo que se siente al ser un hada madrina y los beneficios y desventajas que esto conlleva. Sin embargo, una de las pocas cosas que no me ha gustado de la obra han sido los amoríos que trae consigo, pues en más de la mitad de los casos los personajes se conocían y decían ¡Oh, Dios mío, cásate conmigo! y, aunque es cierto que si les hubiera dado algo más de trasfondo la obra se habría alargado demasiado y son amoríos con poca importancia, me han parecido demasiado superficiales y creo que de alguna otra manera quizás hubiera quedado mejor.

Sobre los personajes, contamos con Camelia, protagonista de la obra. Es un hada eficiente, trabajadora, que lo da todo por los demás sin pensar siquiera en ella misma. El problema es que, como vemos a lo largo de la obra, se implica demasiado con la gente, se desvive por los demás, y esto le conlleva caer en bastantes problemas serios. Aún con todo, durante toda la historia vemos que es una buena chica, con un corazón de oro, responsable, eficiente, quizás demasiado confiada y que no duda en ningún momento de ayudar a los demás.

También tenemos a Ren, un chico risueño y vivaz, que es amigo de Camelia. Ren ha sido uno de mis personajes favoritos, pues es una persona traviesa a la que le gustan las aventuras, pero a su misma vez sabe preocuparse por sus amigos, ser responsable y no descuidar sus obligaciones. Además, es alguien que siempre trata de bromear o vacilar, cosa que me ha gustado mucho. Ha habido algún momento en el que he podido llegar a odiarle, pero la historia siempre nos deja comprender sus razones, y no ha dejado de ser uno de mis favoritos.

Simón, un chico cabezota como él solo. A este lo he odiado bastante, pues al principio lo vemos como un muchacho inocente, que solo quiere que algún día sus deseos se hagan realidad. Pero, a medida que va creciendo, vemos que es un ser egoísta, que tan solo mira por sus propios intereses y que siempre tiene que hacer lo que le da la real gana sin pensar en las consecuencias que tendrán sus actos. Rosaura, una joven alegre y vivaz, simpática y que nos enseña que, a pesar de todo, siempre es mejor tener una sonrisa en la cara. Es una chica que cree ciegamente en la gente y que tiene un corazón de oro. Asteria, una chica altiva y orgullosa, que desde el principio me ha parecido un tanto odiosa. En el fondo se nota que es una buena chica y que no haría daño a una mosca, pero en muchas ocasiones tiene una actitud ácida y cortante que no me ha gustado nada.

Contamos a su vez con Orquídea, Lila y Gardenia, otras hadas madrinas amigas de Camelia. Orquídea es una persona pija, como se diría, le encanta aparentar, ser el centro de atención y llevar vestiditos con brillantes. Es un tanto superficial y como hada madrina creo que deja bastante que desear. Lila, sin embargo, es inocente como ella sola, callada, tímida e insegura, pero a su misma vez es un amor de chica. Y, por último, está Gardenia, un hada que me ha resultado de lo más divertida, pues va a su bola y en muchas ocasiones dice cosas que no tienen nada que ver en aquel momento, logrando sacarte una sonrisa por su absurdez.

Por supuesto, había muchísimos más personajes, y lo cierto es que podría describiros a todos sin problema alguno, pues, como siempre, Laura se esfuerza bien en que lleguemos a conocerlos a todos perfectamente, pero creo que estos son de los más importantes. 

Con respecto al final, la verdad es que me ha gustado mucho, otro acierto por parte de la autora. Se trata de un final que no te esperas, en el que cambia todo de repente y te lleva a un vendaval de emociones; sin embargo, he disfrutado mucho con él y creo que es la guinda perfecta para la obra. 

Puntuación:









¿Lo habéis leído? ¿Qué os pareció? ¡Contadme!

¡Besosos de osos!


No hay comentarios :

Publicar un comentario

♫ ¿Tienes algo que decirme?
♪ ¿Algo que comentar?
♫ Recuerda no utilizar malas formas y respetar la opinión de los demás ;)